En este artículo vamos a tratar de proporcionar un poco de ayuda para superar el primer obstáculo con el que todo ukelelista primerizo se encuentra: afinar el ukelele.

Partimos de la base de que no sabemos nada de música y es el primer instrumento musical que nos atrevemos a trastear. Nos han dicho que es fácil y divertido y lo hemos encontrado tan cuco y chiquitín que nos hemos enamorado al instante. Además tampoco nos hemos tenido que rascar mucho el bolsillo para poder agenciarnos un ukelele bien “apañao”. Pero cuando llega el momento de tocar, si no está bien afinado suena peor que Enrique Iglesias sin Auto-Tune. Y el problema es que no tenemos ni idea de cómo hacerlo…

Que no “panda” el “cúnico”.

Hay dos maneras de afinar un ukelele (o cualquier otro instrumento de cuerda): de oído o con un afinador. El segundo método es el más fácil así que vamos a empezar por él.

Afinar el ukelele con un afinador

Un afinador es un pequeño dispositivo electrónico que al “oír” una nota musical nos indica de qué nota se trata y cuánto hay que tensar o destensar la cuerda para que esté en el tono exacto. Los hay que funcionan por micrófono y otros que lo hacen por vibración. Estos últimos se enganchan al instrumento mediante una pinza y son más prácticos ya que no les afecta el sonido ambiente, lo que nos permite afinar el ukelele en un entorno ruidoso. Si aún no tienes uno, en nuestra tienda puedes encontrar varios modelos: https://www.ukeukes.es/afinador-ukelele/

Equivalencia de notas y nomenclatura internacional

Lo primero que necesitamos saber es el nombre de las notas y su equivalencia en la nomenclatura internacional ya que es la que nos aparecerá en la pantalla del afinador. Ahí va:

Do = C
Re = D
Mi = E
Fa = F
Sol = G
La = A
Si = B

(Truco del almendruco para aprendérselas: si en lugar de empezar por Do lo hacemos por La, van por orden alfabético).

Seguir el orden de las cuerdas

Lo siguiente que necesitamos saber es cómo nos referimos a cada cuerda del ukelele y en qué nota se afina cada una. Los órdenes o cuerdas de un instrumento de ídem se numeran de abajo hacia arriba, es decir, que si sostenemos el ukelele en posición de tocar, la primera cuerda es la que está más cerca del suelo y la cuarta la que está más cerca del techo. Y las notas en las que se afina cada cuerda o, dicho de otra manera, las notas que tienen que sonar tocando cada cuerda al aire, sin pisar ningún traste, son:

foto artículo afinar

Ahora que ya sabemos qué nota buscamos en cada cuerda, sólo nos queda colocar el afinador en el clavijero del ukelele. Al tocar cada cuerda al aire, el aparatito nos dirá cuál es la nota que está sonando. En función de esto, tensaremos o destensaremos la cuerda (es más probable lo primero) hasta que el nombre de la nota en cuestión aparezca en la pantalla. Finalmente, ajustaremos la tensión hasta que la aguja del afinador se quede en el centro. Repetir la operación con las tres cuerdas restantes.

Afinar el ukelele de oído

Para afinarlo de esta manera necesitamos tener el oído ya un poco más entrenado y ser capaces de distinguir si dos notas tocadas por diferentes instrumentos (o por diferentes cuerdas del mismo instrumento) son la misma. Es decir, suenan exactamente en el mismo tono o, si no es así, cuál suena más grave y cuál más aguda. De esta manera, podremos saber si hay que tensar o destensar la cuerda del ukelele. Para ello, lo que necesitaremos es poder escuchar las notas que buscamos en un instrumento que ya esté afinado o en cualquier otra fuente analógica o digital.

En este vídeo tienes la referencia de cómo debe sonar cada cuerda del ukelele al aire:

También podemos afinar las cuatro cuerdas teniendo sólo la referencia de una de ellas. Si, por ejemplo, tenemos la nota C, afinaremos en primer lugar la tercera cuerda al aire y, a continuación, haremos lo siguiente:

– La segunda cuerda al aire tendrá que sonar como la tercera pisada en el cuarto traste (E).
– La primera tendrá que sonar como la segunda en el quinto traste (A).
– Finalmente, la cuarta cuerda estará afinada cuando suene igual que la segunda en el tercer traste (G).

Esperamos que este artículo os haya sido útil para afinar vuestro ukelele. Si ha sido así… ¡a darle caña!